Recibimos en nuestro despacho numerosas consultas acerca del cobro único de la prestación por desempleo, por lo que creemos oportuno ofrecer un detalle de las características básicas de este procedimiento. El pago único es una modalidad de abono de la prestación que se le ofrece a aquellos desempleados que, teniendo derecho a percibir prestación por desempleo, pretendan iniciar una actividad económica.

Existen dos modalidades de abono del 100% de la prestación que le correspondería al beneficiario: 1) el pago único del 100% del valor actual de la prestación por desempleo a que tuviera derecho, y 2) el pago mensual para subvencionar su cotización a la Seguridad Social.

Veamos ambas posibilidades:

El pago único del valor actual de la prestación está previsto para los supuestos en los que el beneficiario pretenda constituirse como trabajador autónomo, en cuyo caso el abono de la prestación se realizará de una sola vez por el importe que corresponda a la inversión necesaria para el desarrollo de la actividad por cuenta propia. También se prevé para el supuesto en que el beneficiario destine hasta el 100% de su importe a realizar una aportación al capital social de una entidad mercantil de nueva constitución o constituida en un plazo máximo de 12 meses anteriores a la aportación.

En ambos supuestos, trabajador autónomo o socio de entidad mercantil, el beneficiario de la prestación podrá destinar el importe de la misma a los gastos de constitución y puesta en funcionamiento de la entidad, así como al pago de los tributos y tasas; y además destinar hasta el 15% de la prestación capitalizada al pago de servicios específicos de asesoramiento, formación e información relacionados con la actividad a emprender. Destacar que si en esta modalidad el beneficiario no obtiene el 100% de la prestación por insuficiencia de inversión, la cantidad restante podrá aplicarse a subvencionar su cotización a la Seguridad Social.

El pago mensual para subvencionar la cotización a la Seguridad Social es la otra posibilidad de cobro de la prestación por desempleo, consistente en que, una vez calculada la cuantía de la prestación a la que tiene derecho, se abona mensualmente al beneficiario el importe de la aportación íntegra a la Seguridad Social que le corresponda, hasta agotar dicha cuantía.

No tendrán derecho a percibir la prestación por desempleo en su modalidad de pago único conforme a las reglas anteriores quienes, en los 24 meses anteriores a su solicitud, hayan compatibilizado el trabajo por cuenta propia con la prestación por desempleo de nivel contributivo.

La solicitud de abono de la prestación por desempleo en su modalidad de pago único deberá ser, en todo caso, anterior al inicio de la actividad como trabajador autónomo o como socio de la entidad mercantil. No debemos olvidar que la no afectación de la cantidad percibida a la realización de la actividad para la que se haya concedido, será considerada pago indebido con la consiguiente obligación de devolución de lo percibido. En este sentido, los tribunales han matizado que la afectación parcial a la actividad genera también devolución parcial, y no total, de la prestación percibida.

Otros requisitos de carácter reglamentario a tener en cuenta son los siguientes:

  • Para acceder a la capitalización, el beneficiario debe tener pendiente de recibir, en la fecha de la solicitud, al menos 3 mensualidades de la prestación contributiva de desempleo, así como no haber hecho uso de este derecho en los 4 años anteriores.
  • La solicitud de pago único puede realizarse en el mismo momento de la solicitud de la propia prestación o en cualquier momento posterior (siempre que resten al menos 3 meses pendientes de cobro). Hay que acompañar a la solicitud una memoria explicativa sobre el proyecto de inversión a realizar y actividad a desarrollar, así como cuanta documentación acredite la viabilidad del proyecto.
  • El abono del resto de la prestación (por insuficiencia de inversión) para subvencionar las cuotas de Seguridad Social debe solicitarse conjuntamente con la solicitud de pago único, sin que sea posible solicitarlo con posterioridad a dicho abono.
  • Si se solicita únicamente el abono mensual para subvencionar las cuotas de Seguridad Social, no se podrá acceder posteriormente a la capitalización en pago único de la prestación pendiente.
  • No podrá reconocerse un nuevo derecho a prestación por desempleo hasta tanto no hubiera transcurrido el periodo de tiempo durante el cual se hubieses extendido la prestación en el caso de no haberse percibido en la modalidad de pago único.
  • Una vez percibido el pago único, el trabajador deberá iniciar, en el plazo máximo de un mes, la actividad laboral para la que fue concedido.
  • Los solicitantes deberán hallarse al corriente de sus obligaciones tributarias y de Seguridad Social.

Evidentemente, no podemos dejar de recomendar a cualquier interesado que acuda a los despachos especializados en materia laboral y de Seguridad Social en la búsqueda de información y asesoramiento sobre la mejor opción en cada caso, garantizándose así una correcta tramitación de su expediente.

CONTACTO EUROMERIDIANO